Treinta años después de los eventos de la primera película, un nuevo blade runner, el Oficial K (Ryan Gosling) de la policía de Los Ángeles, descubre un secreto enterrado que puede sepultar lo que queda de la sociedad en el caos. El descubrimiento de K le llevará a emprender una misión para encontra a Rick Deckard (Harrison Ford), antiguo blade runner de LAPD desaparecido durante 30 años.