Elektra (Jennifer Garner), tras recuperarse de las mortales heridas sufridas en "Daredevil", se convierte en la más peligrosa asesina del mundo. Cuando le encargan la próxima misión, toma una decisión que o encauzará su vida o la destruirá para siempre.