El film sigue las consecuencias de que un oficial de policía condecorado atropelle accidentalmente a un ciclista. Resulta que el policía había estado bebiendo mientras celebraba una redada de drogas con sus colegas. Pero cuando decide mentir sobre el incidente, cambia más que su propia vida.