Hazel enrola a un grupo de maleantes en un plan infalible para hacerse ricos de la noche a la mañana. Lo único que deben hacer es secuestrar a la hija de un millonario y esperar cómodamente el rescate. Lo que no podían prever la protagonista y sus esbirros es que la chica estaría poseída por un letal demonio. (FILMAFFINITY)