Esta película explora el controvertido papel de los “matones” del hockey sobre hielo y el desgaste físico y mental que implica para los más duros de este deporte.