Gary “Eggsy” Unwin hace su debut como Kingsman de pleno derecho. Al producirse un dramático ataque contra el cuartel general de los Kingsman en Londres, Eggsy y su compañero Merlin se verán obligados a viajar juntos hasta Estados Unidos. Allí, ambos deberán trabajar con Jack Daniels, el director de Statesman, la versión norteamericana de la agencia de espionaje británica. Cuando en su camino se crucen con un nuevo villano, los entrenados espías deberán ponerse acuerdo para salvar el mundo