Cuando una pareja (Rose Byrne y Seth Rogen) con un recién nacido cambia de barrio, no se imaginan lo que les espera: unos estudiantes adolescentes descontrolados que viven en la casa de al lado.